Las Reinas del Tarot de Marsella son las protagonistas de este nuevo artículo de 78 Puertas en el que continuamos analizando las Figuras de Corte. Por si te lo perdiste puedes ver aquí los artículos sobre las Sotas y los Caballos.

 

Las Reinas del Tarot de Marsella

Aun manteniendo la misma denominación, la ortografía del nombre de estas Reinas ha cambiado a lo largo de los siglos. Puedes leer su evolución aquí. Las Reinas aparecen sentadas en tronos, coronadas y con los pies ocultos bajo sus largas túnicas. Y las cuatro sostienen unos elementos sobredimensionados representativos de sus palos correspondientes.

Su postura denota una actitud cerrada y a la defensiva. Además, sea de una manera o de otra, las cuatro Reinas del Tarot de Marsella van armadas. En los palos de Bastos y Espadas, la sensación de amenaza es evidente. Ellas sostienen los elementos de su palo como poderosas armas y parecen bien dispuestas a emplearlos. En los palos de Oros y Copas, además del elemento de su palo, tienen una especie de vara sobre su hombro izquierdo. Este segundo elemento aporta complejidad y cierta dureza al carácter cálido y suave de estos dos palos.

Nuestras cuatro Reinas aparecen como mujeres maduras coronadas y sentadas en su trono. Ninguna de ellas tiene el aspecto de una adolescente, ni tampoco el de una anciana. Esto nos permite situarlas en la edad adulta. Desde los treinta años hasta los cincuenta, ambos incluidos. Aparecen bien vestidas y cubiertas sus cabezas. Sus rostros son serios. Su postura es sólida y estable.

Las Reinas del Tarot de Marsella sostienen el elemento de su palo en su mano derecha. La mano izquierda está colocada a la altura del vientre. Alguna de ellas incluso parece estar embarazada.

Las cartas de la Reina pueden indicar logros realizados, estabilidad, solidez, una posición fuerte. El querer conservar su posición puede llevarlas a ser conservadoras, cautelosas y a estar siempre a la defensiva. Desconfían de lo desconocido, y son poco amigas de correr riesgos.

Vamos a verlas una a una:

La Reina de Oros

Reina de Oros del TdM Conver Ben-Dov

La moneda de oro de la Reina de Oros del Tarot de Marsella es la más grande y desarrollada de las que vemos en las cuatro figuras de corte. De hecho, es casi tan grande como su propia cabeza. Es la única moneda que tiene un punto en el centro. Algo que nos recuerda al punto focal de atención que aparece en algunas representaciones del Arcano Mayor del Ermitaño.

El hecho de que esta Reina esté orientada hacia la izquierda y que, por tanto, de la espalda a la derecha, implica atención a los éxitos del pasado. También alude a centrarse en el dinero del presente, los que la Reina sostiene en su mano. Esto a su vez muestra una falta de interés hacia nuevas posibilidades y planes futuros.

Uniendo la punta del cetro que sostiene en su mano izquierda, con el punto central de la moneda, formamos un triángulo. Los otros dos lados de este triángulo están formados por el cetro y el brazo derecho de la Reina. Este triángulo con un vértice hacia abajo apunta hacia el vientre de la Reina.

Las líneas de las vestiduras de la Reina de Oros caen suavemente hasta el suelo, dando la impresión de estabilidad y de una base sólida en el mundo material.

Como anécdota comentaremos que hay personas que sostienen que, en realidad, ella no está sentada, sino que está de pie justo delante del trono.

La Reina de Espadas

Reina de Espadas

En esta Reina del Tarot de Marsella encontramos ciertos patrones visuales que la relacionan con el Arcano Mayor de la Justicia. Por un lado están esas columnas un poco asimétricas detrás de la Reina. También tenemos esa especie de tejido curvo que hay entre las columnas. Por supuesto, también tenemos esa gran espada, que es muy parecida a la de la Justicia. Asimismo, los ropajes son cerrados y ajustado en ambas cartas, y también la corona es amarilla en ambas.

El lenguaje corporal de la Reina y su expresión facial transmiten sospecha, y que no se fía de lo que la cuenta o de lo que ve. El vientre redondeado puede estar simbolizando un embarazo, y la mano colocada sobre él puede ser un signo de protección hacia el feto.

Su mirada y su cuerpo están dirigidos hacia la izquierda, hacia nuestro pasado. ¿Está nuestra Reina pendiente de quien la amenazó en un pasado? ¿Por eso está vuelta hacia la izquierda interponiendo la espada? ¿Alguien la hizo daño, la traicionó? Tal vez sea ése el origen de la amargura que se percibe en su rostro.

Ahora bien, aprendemos con las experiencias de la vida. A una persona como esta Reina va a ser muy difícil engañarla otra vez. Siempre hará las preguntas pertinentes y nunca se conformará con unas explicaciones mediocres. Si decide involucrarse en algo, lo hará al 100%.

La Reina de Copas

Reina de Copas

La Reina de Copas del Tarot de Marsella es la única que está cerrada en todos los Arcanos Menores. Este carácter cerrado también se indica en otros tres elementos de esta carta. El pesado tocado que nuestra Reina lleva sobre su la cabeza. El cinturón ribeteado que la cruza el pecho. Y el dosel que ella tiene sobre su cabeza que la impide la vista de todo lo que haya por encima de ella.

Para sostener su copa, nuestra Reina la apoya sobre su rodilla. Su mano está aproximadamente en la mitad de la copa. De esto podemos inferir que hay un deseo de control y de equilibrio.

El cetro que la Reina sostiene en su mano izquierda parece una especie de estilete. Un arma con el que poder atacar o defenderse en caso de ser necesario.

La copa cerrada con tapa y el pecho constreñido por el cinturón son indicativos de emociones contenidas, de no dejarse llevar. Este autocontrol también podemos verlo, desde un punto de vista menta, en la elaborada corona que lleva sobre su cabeza y en el cetro en forma de espada.

La Reina de Bastos

Reina de Bastos del Tarot de Marsella de Nicolas Conver y Yoav Ben-Dov

Esta Reina es una excepción a las demás Reinas del Tarot de Marsella, y lo es en muchos sentidos. El más evidente de ellos es que es la única Reina que está totalmente orientada hacia la derecha, hacia el futuro.

Si comparamos el basto de la Reina con los bastos del Caballero y del Rey, podemos llegar a una curiosa conclusión. El basto del Caballero parece una rama arrancada, está en bruto, sin trabajar ni pulir. El basto del Rey está perfectamente trabajado y pulido. Casi ya ni parece la rama de un árbol. El basto de la Reina está a medio camino entre una cosa y la otra. Como si quisiera tener lo mejor de ambas posibilidades. Y también de ambos mundos, el natural y el cortesano.

Este basto, sostenido como un palo pesado, y los codos que apuntan hacia fuera, indican poder y dominación. Pero la mirada de esta Reina del Tarot de Marsella es tierna y evoca buenos deseos.

Su cabello suelto y libre puede indicar sensualidad y rebeldía. La guirnalda de hojas que sostiene su corona muestra crecimiento y vitalidad. El bastón que desciende hasta su vientre puede ser señal de deseo, creatividad y sexualidad.

Por el contrario, el pecho constreñido por un cinturón es señal de un bloqueo emocional, de falta de libertad a la hora de entregar sus afectos.

Si te ha gustado esta forma diferente de MIRAR el Tarot de Marsella y te gustaría aprender a leerlo así, como hacemos nosotros, tienes más información en la página de cursos de nuestra web. Haz click aquí.

Nota: Las cartas empleadas en este artículo corresponden al Tarot de Marsella de Yoav Ben-Dov.