La baraja de Tarot es una gran herramienta que ayuda a tomar mejores decisiones. Los cartomantes siempre lo hemos sabido, y últimamente algunos matemáticos y especialistas en estadística nos están dando la razón. Las cartas de Tarot nos pueden ayudar a tomar decisiones de manera rápida, a plantar cara a la incertidumbre y a crear estrategias a futuro sobre los asuntos que nos importan. Se trata de poder tomar decisiones inteligentes cuando no se disponen de todos los datos.

Annie Duke, doctorada en Ciencia Cognitiva por la Universidad de Pensilvania en Estados Unidos, empezó a tomar decisiones con una baraja de póker, y eso la llevó a jugar profesionalmente y a ganar millones de dólares. Compartimos esta información basada en su experiencia y su formación. Nosotros, como expertos en baraja francesa y Tarot, sabemos que se puede aplicar a ambos tipos de cartas:

La incertidumbre

Cuando tenemos que tomar una decisión intervienen muchos factores, y hay algunos que nos son desconocidos, que están ocultos a la vista. Además la suerte o el azar también pueden intervenir y complicar aún más el poder llegar a un resultado. Dicho de otra forma, un aspecto con una importancia muy grande a la hora de poder tomar decisiones es la incertidumbre. La incertidumbre se nos presenta de dos maneras: una es que hay información oculta que no conocemos; y la segunda es que al intervenir el azar no podemos estar seguros de cuál puede ser el resultado. Precisamente el Tarot nos puede ayudar a tener todo esto presente cuando hacemos una consulta con una pregunta concreta.

La dualidad

Pros y Contras. El Tarot te ayuda a elegir

Una cualidad básica para poder tomar decisiones es desarrollar el pensamiento crítico. Es decir, ser capaz de mirar las cosas desde un punto de vista diferente. Cuestionárselo todo. Generalmente esto nos lleva a tener una visión dual de la vida: bueno / malo, negro / blanco,…  Pero si queremos tomar una decisión sobre nuestro propio futuro, ¿cómo puede ser sólo blanco o negro? En la vida hay infinidad de matices y de colores diferentes. Además estamos hablando de futuro, y por tanto, el azar puede intervenir.

Esta capacidad dual es algo que tenemos en nuestro ADN desde la prehistoria, cuando teníamos que decidir si un ruido o un animal era motivo de alarma y escape o no. Está en nuestro cerebro reptiliano. Y esto nos lleva a una paradoja a la hora de tomar decisiones sobre el futuro. Porque cuando decidimos de antemano o por experiencia si algo es bueno o malo para nosotros, al procesar nueva información que es contraria a lo que pensamos, vamos a rechazarla de plano. Porque simplemente no coincide con nuestros valores.

Para poder salir de este encasillamiento mental, necesitamos recibir ayuda externa, y aquí es donde entra el Tarot como una maravillosa herramienta que nos ayuda a tomar decisiones en nuestro día a día.

Mente abierta

En cambio si no somos extremistas en nuestros planteamientos, si consideramos que nuestra opinión está en el centro de la escala, y alguien nos brinda información nueva o diferente, estaremos más abiertos a ella. Esto nos permitirá pulir y mejorar nuestras ideas, nuestras tomas de decisiones y por ende nuestras propias vidas. El Tarot es una de las herramientas más útiles para poder recibir esa información inesperada y orientadora.

¿Cómo tomar decisiones brillantes?

Hay dos aspectos fundamentales.

Uno es no enfocarse en tener razón, sino en ser preciso. Cuando creemos que tenemos razón, que somos los dueños y señores de la Verdad, nos volvemos unos tiranos para demostrar que siempre tenemos razón. Incluso nos buscaremos amigos que siempre nos den la razón. En cambio, si buscamos la precisión o la exactitud, tendremos una mente más abierta, buscaremos opiniones diversas, y eso nos llevará a tomar mejores decisiones.

El otro aspecto es rodearse de personas que tengan un pensamiento alternativo o diferente al tuyo. Solemos ser estrictos cuando creemos tener TODA la razón. Y por eso, rodearse de amigos sinceros que nos hagan enfrentarnos a nuestros errores es un gran regalo. O puede que simplemente necesitemos que nos aporten un enfoque diferente.

Pero seamos sinceros, para poder hacer eso hay que tener una mente muy, muy fría y desapasionada. Y no todos la tenemos. La mejor y más sencilla manera que tenemos a nuestro alcance para tomar decisiones buenas y correctas es el Tarot.

Si quieres que te ayudemos con el Tarot a tomar decisiones importantes en tu vida, puedes hacer click en este enlace:
https://78puertas.com/consulta-de-tarot/