¿Quién es quién?

Al preguntar quién es quién nos estamos refiriendo a qué personas son las que están representadas en las cartas que salen en la tirada. Como ya mencionamos anteriormente, durante una tirada dos de las preguntas más importantes que necesitamos aclarar como Tarotistas son:

1. Quién es quién

2. Quién está haciendo qué a quién

Es decir, cuando un consultante nos hace una pregunta y echamos las cartas tenemos que ser capaces de identificar en las cartas quiénes son las personas que salen ahí (quién es quién). Y además tenemos que poder explicar qué está pasando ahí (quién está haciendo qué a quién).

No siempre habrá dos personas en una tirada, y no siempre habrá una acción a explicar. A veces puede tratarse solamente de la evolución de un acontecimiento, o de diferentes actitudes, por ejemplo.

En ocasiones puede venir bien elegir a priori un significador. Una carta que represente al consultante. Puedes encontrar más información sobre esto en este vídeo y en este otro vídeo de nuestro canal de Youtube.

Pero si empleamos la Lectura Abierta con 3 arcanos de Tarot, lo más frecuente es que dicho significador no aparezca en la tirada. Entonces, ¿cómo sabemos quién es quién en una tirada de Tarot? Para eso necesitamos ver y entender las cartas que nos salen.

Vamos a ver dos ejemplos.

 

¿QUIÉN ES QUIÉN? EJEMPLO 1

 

PREGUNTA

En esta pregunta de hace unos años, una consultante quiere saber cómo va a evolucionar su relación de pareja con su novio.

La consultante es una de esas personas reservadas a las que les cuesta dar información, así que no sabemos nada más.

En esta ocasión salen el Caballo de Copas, el As de Espadas y el Caballo de Oros.

Quién es quién en esta tirada de Tarot

Tenemos dos caballos que se alejan el uno del otro y, a su vez, también del centro donde el As de Espadas nos está marcando un corte en la relación por la que se está preguntando. De buenas a primeras, ya vemos que la relación no tiene un futuro largo.

Pero, ¿quién corta la relación? ¿Quién hace qué a quién? La mano que sostiene el As de Espadas viene desde la izquierda, la posición que ocupa el Caballo de Copas. Pero vemos que el Caballo de Oros también lleva un espada en la mano. ¿Cómo solucionamos esto?

 

LOS PALOS

En la escuela inglesa de Tarot (Golden Dawn, Rider Waite, Thoth, etcétera) se asocian los palos de bastos y espadas a rapidez, activo y masculino. Y los palos de oros y copas son lentos, pasivos y femeninos.

En la tirada vemos que tenemos oros y copas. Los dos palos son del mismo tipo. Así pues, la clasificación de la Golden Dawn (Aurora Dorada) no nos sirve. Recordemos que la consultante es mujer y nos indica que tiene novio. No estamos ante una pareja del mismo sexo.

Así pues, tenemos que emplear nuestros ojos.

 

MIRAR LAS CARTAS

Si nos paramos a MIRAR las cartas y entender qué nos están diciendo, veremos que, como indicábamos antes, el As de Espadas viene desde la izquierda. Es el Caballo de Copas el que corta la relación, el que maneja la espada. Después del corte, el Caballo de Oros se aleja espada en mano. Esa espada es el dolor que queda. La espada del Caballero de Oros es un recuerdo del sufrimiento que ese corte de la relación genera y que lleva en adelante. Este corte es una experiencia que deja marcado al jinete del Caballo de Oros.

Aún no sabemos quién es quién, pero sí sabemos quién hace qué a quién. Es decir, sí sabemos que el Caballo de Copas corta la relación y luego se marcha en busca de prados más verdes. En cambio, el Caballo de Oros se queda marcado por la experiencia y arrastra ese dolor hacia adelante en forma de espada.

 

AÑADIR MÁS CARTAS

En este caso en concreto en que es tan difícil saber qué carta es nuestra consultante y qué carta es su pareja, nos puede servir de ayuda añadir más cartas. De esta forma podemos ver cómo continúa la acción cada una de las personas. Colocando una carta extra a la izquierda y otra a la derecha obtenemos esto:

Reina de Bastos, Caballo de Copas, As de Espadas, Caballo de Oros y Emperador del Tarot Clásico Italiano de Lo Scarabeo

El Caballo de Copas se encamina hacia una mujer, la Reina de Bastos. En base a todo lo expuesto anteriormente, podemos decir que el Caballo de Copas es un hombre que se encamina a ofrecer su copa (sus sentimientos) a una mujer (Reina de Bastos).

Por su parte, el Caballo de Oro se encamina hacia un hombre, el Emperador. Este Caballo persigue un objetivo claro, esa moneda de oro que flota delante de él a la altura de los ojos. Está buscando seguridad y estabilidad. Y esto pretende conseguirlo mediante el Emperador. Un Arcano Mayor que representa muy bien tanto el poder económico como la estabilidad.

Por tanto, tenemos que el Caballo de Copas es un hombre y el Caballo de Oros es una mujer. Nuestra consultante preguntaba cómo evolucionaría su relación de pareja con su novio. Las cartas dejan claro que su novio (Caballo de Copas) va a cortar la relación para empezar otra relación con una mujer diferente (Reina de Bastos). Por su parte, nuestra consultante, representada por el Caballo de Oros, dolida y herida por el corte, intentará buscar estabilidad y seguridad material en otro hombre (Emperador).

Esto no quiere decir que siempre tengamos que ver al Caballo de Copas como un hombre y al Caballo de Oros como una mujer. Esto fue lo que indicaron las cartas en este caso en concreto.

Vamos a ver otro caso distinto.

 

¿QUIÉN ES QUIÉN? EJEMPLO 2

Esta otra consulta es de hace unos meses y nos viene como anillo al dedo para esta entrada del blog. Una vez más tenemos a una consultante mujer que quiere saber qué va a pasar con su relación. Tiene novio desde hace años pero no terminan de decidirse a ir más allá y empezar a vivir juntos.

Quién es quién en una Lectura de Tarot

En la tirada salen el Caballo de Copas, el 10 de Bastos y el Emperador.

Podemos ver a una persona de la pareja encarnada por el Caballo de Copas que se aleja de un fuerte bloqueo que tiene con un hombre, el Emperador. Hay obstáculos muy grandes, el 10 es el número más alto, que impiden una buena relación entre el Caballo y el Emperador.

En el caso anterior el Caballo de Copas era el hombre de la pareja. En esta ocasión, la presencia del Emperador nos indica claramente que el Caballo de Copas es la mujer. El Emperador está escudado tras esa maraña de bastos. Él pone los obstáculos a los avances de la relación, y es ella la que decide marcharse.

¿Hacia dónde se encamina? Añadamos una carta más y veamos qué indican las cartas.

Rey de Copas, Caballo de Copas, 10 de Bastos y Emperador del Tarot Clásico Italiano de Lo Scarabeo

La nueva carta es el Rey de Copas. Es el mismo palo de la carta que representa a nuestra consultante (Caballo de Copas). Es decir, ella va a buscar a alguien que sí esté dispuesto a establecer una relación con ella. Alguien con quien tenga más cosas en común.

 

CONCLUSIÓN

Como hemos dicho ya muchas veces, el Tarot es algo vivo. No nos podemos quedar estancados en unas definiciones rígidas y prefijadas. En estos ejemplos hemos visto como una misma carta, el Caballo de Copas, era un hombre en la primera tirada y una mujer en la segunda.

La mejor manera de saber quién es quién en una tirada de Tarot es MIRAR. Y después de mirar, ENTENDER qué es lo que nos están diciendo las cartas. Toda la información está ahí. Nuestra labor como profesionales es transmitir esa información a la persona que pregunta a las cartas.

Si quieres aprender a leer el Tarot de Marsella como lo hacemos nosotros, tienes la información de nuestros cursos aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.