Código Ético: ¿qué hacemos y qué no hacemos?

El Tarot indica, no sentencia, pero recuerda:
El conocimiento es poder.
 ¡Tú decides!

  • 78 Puertas es una web cuya finalidad es dar a conocer el Tarot y tratar de que éste sirva de orientación al consultante. No emitimos sentencias ni estamos en posesión de verdades absolutas.
  • Éste es un servicio exclusivo para mayores de 18 años.
  • En una consulta de Tarot se puede ver cómo está la situación en ese momento y la tendencia que tiene si todo sigue igual. A partir de ahí es el consultante el que decide qué hacer con esa información. 78 Puertas queda eximido de toda responsabilidad sobre las acciones o decisiones que tome el consultante. El Tarot es una vía de conocimiento sobre uno mismo y sobre la vida, pero el responsable último del uso que se dé a esta información es el propio consultante.
  • Nosotros  informamos a través de las cartas sobre las distintas opciones y lo que puede encontrarse en cada una de ellas, pero no tomamos decisiones. El consultante es dueño y responsable de las decisiones que toma en todo momento. No intervenimos de ningún modo para modificar ni sus decisiones, ni su futuro. Tampoco hacemos magias, ni organizamos vidas, ni imponemos lo que debe o no debe hacerse.
  • No hacemos diagnósticos de salud ni miramos tiempo de vida de personas y seres vivos.
    Así como tampoco revelaremos hechos traumáticos que puedan causar miedo o desestabilizar al consultante.
    Si bien las cartas pueden ver la evolución sobre éstos y otros temas, (salud, asuntos legales,…) consultar con ellas no sustituye la consulta profesional de médicos, abogados y profesionales específicos de los campos analizados.
  • No realizamos ningún tipo de práctica relacionada con nada que no sea interpretar el Tarot. Nada de rituales, remedios, curas, limpiezas… y demás prácticas similares. Nosotros no tenemos ni la intención ni el poder de cambiar la vida de nadie. Cada uno es responsable de su propia vida, actos y decisiones. Aunque bien es cierto que el Tarot una buena herramienta para hacernos conscientes de ciertos patrones que son mejorables.
  • Nuestro lenguaje es claro y preciso. No nos perdemos en divagaciones ni expresiones técnicas o rebuscadas.
  • No emitimos juicios ni sobre las consultas ni sobre el consultante. “Hay que estar en los zapatos del otro para andar su camino del mismo modo y según sus circunstancias”.
    Nuestra visión es totalmente imparcial y objetiva, dentro de lo objetivo que puede resultar mirar símbolos y extraer conclusiones.
  • Tratamos de ayudar a descubrir, desarrollar y aprovechar los potenciales y recursos que todos tenemos pero de los que muchas veces no somos conscientes.
  • Nos reservamos el derecho de no realizar consultas o informes si vemos que no va a ser de utilidad a la persona, por tratarse de una necesidad que va más allá del Tarot y necesite de otro campo profesional específico.
  • La discreción y confidencialidad son la base de nuestro trabajo. No necesitamos conocer tu vida, para una consulta sólo hace falta tu signo. Y para poder ayudarte explicándote tu Numerología o realizar tu Mapa Vital, necesitamos tu nombre completo y tu fecha de nacimiento.
    La persona que ha confiado en nosotros como para solicitar una consulta o informe personalizado lo ha hecho con plena confianza, por lo que siempre aplicaremos el secreto profesional. Jamás utilizaremos, en ningún caso, ni directa ni indirectamente, la información en propio beneficio.